Warning: A non-numeric value encountered in /home/talentea/public_html/dostoposalunares.es/wp-content/themes/Divi/functions.php on line 5841

¡EL LIMÓN, ESE GRAN DESCONOCIDO!

Foto limón coqueto y sonriente con hoja detrás

Pues hoy llego muy ácida, topitos, pero todo sea por dejaros unos cuantos consejillos sobre este fruto, querido por muchos y apartado por otros. Yo, por ejemplo, no le pongo limón a ninguna comida, ni siquiera a arroces o pescados, es como que disfrazo los sabores, y las cosas, o me gustan o no me gustan, pero los limones, vinagres y demás no son lo mío. Sin embargo a Miss Bobtoe le encanta todo lo ácido, y no tenéis que sorprenderos si la pilláis echándole limón a las comidas mas inverosímiles. El caso es que como digo, no lo uso para comer pero, ¿sabéis la multitud de otras cosas que podemos hacer con este fruto amarillo?, aquí vienen un buen montoncito de tips limoneros, quizás algunos no los conocéis.

1 – La basura, ¡no tiene porqué oler mal!

Antes de poner la bolsa, y con el cubo limpio, poned en el fondo unas rodajas de limón, ¡veréis que diferencia!, sobre todo si guardáis la basura en algún armario y al final parece que todo él huele a una mezcla horripilante…

 

2 – ¡También en la lavadora!

Un zumo de limón en los lavados, no solo dejará buen olor en tu ropa, si no que también ayuda al blanqueamiento de la misma.

 

3 – ¡Llévatelo también a la ducha!

Cuando te vayas a lavar el pelo, aplica un zumo de limón en el cuero cabelludo con la yema de los dedos. Déjalo durante 15 minutos y luego lávalo con normalidad. esto ayuda a la disminución de aparición de caspa y dará más brillo al cabello.

 

4 – Limpiador facial.

Escurre medio limón encima de un algodón y pásalo por la cara, ¡sirve para tantas cosas que solo voy a mencionar algunas!:

– Atenuación de manchas, pecas o cicatrices.

– Seca y cura los granitos.

– Elimina impurezas.

– Ayuda a tratar las verrugas.

Te recomiendo que lo apliques solo por la noche, no es bueno que le de el sol directamente a las zonas donde te pongas limón.

 

5 – Limpiando el microondas.

Mete una taza de zumo de limón con vinagre en el micro y déjalo durante 5 minutos. Luego usa esa mezcla para mojar el trapo que vayas a usar para limpiarlo. Ayuda a reblandecer la suciedad para facilitar su limpieza, además de dejar un muy agradable olorcillo.

 

6 – Ambientador casero.

Hazte con un pulverizador, una botella de algo que se te acabe, como multiusos o quitamanchas podría valer perfectamente. Llénala de agua y el zumo de un limón, ¡y ya tienes tu ambientador!

 

7 – ¡Fuera cal!

También puede ser tu aliado a la hora de limpiar los grifos. Frota con un paño mojado con el zumo de un limón exprimido la grifería y déjalo actuar unos minutos. Luego enjuaga con agua abundante y ¡listo! grifos sin cal y relucientes.

 

8 ¿Pies cansados?

Hazte con un cubo o barreño donde tus pies quepan sobradamente. Llénalo con agua calentita y exprime medio limón en ella. Frota tus pies y tobillos con el otro medio limón y remójate durante 10 minutos.

 

9 – Blanqueador dental.

Exprime unas gotas en tu cepillo de dientes y conseguirás un blanco luminoso.

 

10 – Por supuesto, para la garganta.

Si eres como yo, o sea, una parlanchina, jaja, bueno, y además sueles padecer de dolor de garganta, el zumo de limón con miel te aliviará muchísimo.

 

11 – Limpia por fuera, ¡pero también por dentro!

Recomendación totalmente enserio. Si nos acostumbramos a tomar un zumo de limón rebajado con agua, y endulzado con azúcar de caña o miel por la mañana y por la noche, le estaremos haciendo un gran favor a nuestro organismo. elimina toxinas, limpia arterias, previene los cálculos renales, elimina líquidos, neutraliza las grasas, mejora la artritis… ¡y mucho más!

 

Bueno, topitos, topáceos y demás mamíferos, espero que estas recomendaciones os sirvan para manteneros limpios, vosotros y vuestras madrigueras.

Pronto mas y mejor, mientras tanto, besos y abracitos

ROMA EN MIS MANOS 1.0

Buenas queridos topáceos y topáceas:

Mi primera entrada por esta madriguera y vengo fuerte… ¡Vacaciones en Roma!

La verdad es que aún estoy de resaca post vacacional, pero sabía que o me ponía manos a la obra o el viaje se iría difuminando demasiado en mi memoria. Pues bien, ¡Let’s go!

La bella Roma ha resultado ser un gran descubrimiento, después de mi viaje a Florencia no tenía muy buen sabor de boca con respecto a Italia, pero como dice la canción, “sorpresas te da la vida ay, ay, ay”. .

He viajado sola, quiero decir que desde mi casa al aeropuerto de Roma (Ciampino) esta topita solo he tenido la compañía de la música del iPhone, eso sí, en modo avión, no vayamos a liarla.

Una vez allí me esperaba una gran amiga que hace tres años que se convirtió en romana adoptiva. Por cierto, la asistencia en el aeropuerto fue estupenda, sin mucha espera ni sobresaltos de última hora.

Así que después de dos horas de vuelo en Ryanair, sentada al lado de una pareja que no paraba de discutir sobre su futuro… ¡Ahí estaba! Dispuesta a vivir la dolce vita.

Llegué a la hora de cenar, con lo que fuimos directas a un bar siciliano, si, si, siciliano, acababa de llegar a Roma y me iba a cenar comida siciliana, así soy yo, oiga usted. Con un par de cervezas “Peroni y unos arancini, que son una especie de bolas grandes de arroz rellenas de queso y carne o espinacas, nos pusimos a hacer el planing de los próximos días.

 

Día 1: Desayuno en una terraza enfrente del Coliseo, con dos cornetos (cruasanes) y un capuchino, disfrutando del sol y la falta de turistas mañaneros.

Foto del desayuno (Capuccino y cruasán)

Ya habíamos sacado las entradas que incluían el foro romano, el coliseo y el Palatino. No sé si sabréis que la entrada a monumentos y museos en Italia es gratis para personas con
discapacidad y su respectivo acompañante, solo hay que presentar un documento que lo acredite, ya sea el certificado de minusvalía o algo similar.

El Coliseo es brutal, sobre todo si llevas el audio guía que va explicándote con todo lujo de detalles las partes por las que vas caminando. Nosotras pagamos 8 euros por un audio guía doble, la individual cuesta 5 euros, pero desde luego es totalmente recomendable. Al tener una entrada especial, no hay que hacer cola, se accede por la entrada de grupos, con lo que ahorramos un montón de tiempo.
La sensación de estar pisando un monumento que tiene más de 1900 años, que todos hemos visto películas donde aparece, que nos han hecho estudiarlo en clase y que ha sido un punto tan importante para Europa…es indescriptible a la vez que inquietante, porque si nos paramos a pensar en la cantidad de animales y personas que lucharon por sobrevivir en esa arena… En fin, no voy a ponerme en modo drama-queen. Simplemente es un sentimiento especial sentirse parte de algo así.

Panorámica mostrando el Coliseo desde dentro

 

Antes de comer dimos un paseo por el “Foro Romano”, algo espectacular, poder pasear por las calles del antiguo imperio…además, como no hay mucha vigilancia, tenemos vía libre para tocar todo lo que nos dé la gana, eso sí, con cuidadito, que no vea a nadie ahí, pico, pala, pico, pala pretendiendo llevarse un trozo de columna…¿Eh? En esta parte de la visita también estaba la opción del audio guía, pero no vimos necesario cogerlo, claro está que mi amiga no es una topácea, con lo que se facilitan mucho las cosas.Foto del Foro Romano

 

Después de comer una pizza vegetariana al horno de leña, en un restaurante que se llama “Le carrette”, situado entre el Coliseo y la Piazza Venezia, fuimos andando a ver y lanzar las correspondientes monedas a “La Fontana di Trevi”. Realmente estaba a reventar de turistas, como te descuides un poco te sacan un ojo con alguna moneda voladora, pero si eres una entusiasta de la vida y una amante de las chorradas como yo, tienes que tirar dos monedas, una para asegurarte de que volverás a Roma y otra para encontrar el amor verdadero.

 

Nuestra siguiente parada fue, para mi gusto, la más especial de todas. Mi amado “Musei Capitolini”, son tres palacios que se levantan en una misma plaza, donde podemos visitar todas sus galerías repletas de esculturas, cuadros e historia en estado puro, pero no, esa no es toda la gracia ni el encanto… La cosa es que se puede solicitar una guía accesible y táctil por el museo, donde se incluye una persona que va explicándonos todo a través de maquetas y… Aquí viene lo gordo… ¡Podemos tocar todas las esculturas originales! Si, si, si, como lo estáis leyendo, podemos palpar, reconocer y sobetear todas las esculturas originales mientras la persona correspondiente nos cuenta su historia, leyenda y simbolismo. Nuestro guía se llamaba Miele, un chico majísimo, que además de ser un experto en historia del arte, era gracioso a rabiar. Para poder disfrutar de esta visita, solo hay que ponerse en contacto con el museo vía email y solicitar una ruta táctil, que por cierto es totalmente gratuita para nosotros. ¿Qué, como se os queda el ojo? A mi loco… Fue la mejor visita a un museo que he hecho en mi vida. Lo disfruté y viví como una enana…todo tipo de esculturas de antes y después de Cristo al alcance de nuestras manos. La Venus, Hércules, Medusa, Tritón, la estatua original de la loba con Rómulo y Remo… ¡Para relamerse los bigotillos culturetas

Foto de la loba con Romulo y Remo debajo

 

Y hasta aquí puedo leer…Este viaje ha sido muy intenso y no quiero dejarme ningún detalle en el tintero, así que… ¡Continuará!

Los topos viajeros seguiremos descubriendo y colonizando nuevos territorios. Besitos y abrazos topáceos para todos.

PEELING CASERO DE YOGUR

Hoy os traigo un peeling corporal sencillo, económico y muuuy útil. Además les daréis salida a esos posibles yogures caducados que se cuelan en todas las neveras de vez en cuando.

Con el peeling hidrataremos y eliminaremos células muertas: ¡dos en uno!
Cogéis un yogur, no importa ni la marca, ni el sabor, ni su fecha de caducidad. Lo metéis en un bote o bol, lo que tengáis a mano y sea cómodo para remover. después añadís aceite de oliva, con la medida del envase del yogur, un cuarto de este. Mezcláis bien removiendo con un tenedor. ahora, con el mismo envase del yogur vamos a añadir azúcar, y no, ¡os prometo que no estamos haciendo un bizcocho! bueno, pues eso, medio envase del yogur llenito de azúcar. ahora removéis con el tenedor. La consistencia que tiene que quedar es espesa y granulada. No lo pasamos por batidoras ni similares porque entonces el azúcar pierde su consistencia, que es la que nos viene muy bien para eliminar las células muertas. ¡Ahora vamos con la aplicación!

Llevaos con vosotros, si, si, los hombres también podéis hidrataos y exfoliaros, ¡que no es malo!, pues eso, con vosotros o vosotras el cacharro donde hayáis creado vuestro peeling de yogur al cuarto de baño. cuando ya estéis dentro de la bañera, os recogéis bien el pelo si lo tenéis largo y empezáis a aplicaros la mezcla por todo el cuerpo. Las zonas mas delicadas y suaves como pechos, barriga y cara hacedlo suavemente y en círculos. Por glúteos y piernas podéis ejercer más presión. Recordad también que la zona del cuello hay que masajearlo siempre de abajo hacia arriba.

Una vez embadurnado todo el cuerpo ya podéis lavaros el pelo y retirar el peeling. Una recomendación, podéis aplicaros el jabón con guante de crin o similar, ayuda mucho a activar la circulación de la sangre, y por lo tanto para evitar celulitis en zonas localizadas.
¡Probadlo y nos contáis que resultado os ha dado!

Un pequeño detalle. Estos ingredientes tan básicos no suelen generar alergia ni ningún tipo de irritación o similar, pero si creéis ser sensibles a cualquiera de estos productos, no lo hagáis.

Os animamos a que nos preguntéis y sugiráis lo que os parezca oportuno.
Quien no se exfolia, como veis, ¡es porque no quiere!

Y ahora, me voy corriendo que tengo unos yogures de fresa caducados ¡y es mi olor favorito!
Un topo exfoliado es un topo feliz…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies