Warning: A non-numeric value encountered in /home/talentea/public_html/dostoposalunares.es/wp-content/themes/Divi/functions.php on line 5841

¡AL RICO PLÁTANO BANANERO!

Una mujer con una mascarilla de plátano aplicada

 

Hooola hola topitos, topáceos y lunares varios. Hoy vengo con un truco de belleza que mata dos pájaros de un tiro, porque, no sé qué hacéis vosotros con los plátanos muy pasados, pero yo, hasta hace poco, los tiraba, asquito profundo es lo único que podía sentir por ellos. Pero ahora ese asco ha pasado a ser un respeto bananero, porque en lugar de desecharlos, ¡puedo hacer mascarillas con ellos, y me encanta!

Un consejo antes de empezar. Recoged bien vuestras melenas porque por muy útil que ahora nos resulte esta fruta, ¡sigue siendo de lo más pringosa!

 

1 – Plátano, miel y limón, perfecta para acné y puntos negros.

– Mezcla un plátano, una cucharada de miel y una cucharada de zumo de limón.

– Aplícala sobre la cara y déjala actuar durante 15 minutos.

– Después retirar con agua templada.

– Si tienes problemas serios de acné, aplicar tres veces por semana durante varias semanas, hasta ver resultados. Luego continuar solo una vez por semana.

¡Atención!, como esta mascarilla lleva limón es preferible realizarla por la noche, puesto que la exposición al sol puede producir manchas.

 

Ingredientes: miel, plátano y limón

 

Otra receta para el acné.

Esta mascarilla es exfoliante y puede complementar a la otra o te puede resultar mejor según tu tipo de piel. No hay ningún problema en que pruebes ambas, siempre y cuando no tengas alergia a ninguno de los componentes.

– Aplasta un plátano y agrega una cucharada de bicarbonato de sodio. Añade una cucharadita de cúrcuma en polvo a la masa resultante. Si la mezcla te queda muy seca puedes añadirle un poquito de agua.

– Aplícala en la cara y déjala actuar durante 15 minutos.

– Retirar con agua templada y aplicar después una cremita hidratante.

¡Cuidado! Límpiate bien las manos después porque la cúrcuma puede dejarte los dedos amarillentos.

 

2 – Cara resplandeciente.

Esta mascarilla sirve para aclarar la piel, ideal para manchas producidas por el sol, pecas, etc.

– Mezcla un plátano, un yogur natural y dos cucharadas de miel hasta conseguir una pasta homogénea.

– Aplicar y dejar 15 minutos sobre la cara.

– Retirar con agua templada.

 

3 – Tersa y firme, ¡adiós arrugas!

Esta mascarilla está indicada para las arrugas de expresión que se nos van acentuando con el paso de los años. Me susurran en la orejilla que si se es constante se notan unos resultados asombrosos…

– Mezcla un plátano, una cucharada de yogur natural y una cucharada de zumo de naranja.

– Aplícate la mitad de esta mezcla con un masaje suave, haciendo círculos sobre la piel con la yema de tus dedos. Ten cuidado con los ojos.

– Después aplica el resto de la mascarilla abundantemente y creando una gruesa película sobre la piel.

– Deja reposar 15 minutos y retira con agua fresca y abundante.

 

También para las arrugas tenemos la mascarilla de plátano y huevo.

– Mezcla un plátano, una cucharadita de miel y una yema de huevo.

– Aplícatelo sobre cara y cuello y deja reposar 20 minutos. Luego retírala con agua templada.

 

4 – Despídete de la piel seca con esta receta.

– Mezcla un plátano, media taza de avena cocida en agua, una yema de huevo y una cucharada de miel.

– Aplícala y déjala actuar durante 15 minutos. Después retirar con agua fría.

 

Un consejillo para terminar. Después de aplicar alguna de estas mascarillas, y muchas otras, puedes masajear tu piel con un cubito de hielo, cierra los poros, evitando que entre suciedad, y es como poner el punto y final al tratamiento. Como el punto que en breve pondré yo a este artículo, por supuesto, deseando como siempre que os sea de utilidad. Y queridos machos de la especie, recordad que los cuidados no están reñidos con la hombría J.

 

Besitos y abrazos para todos.

MÉTODO NO-POO

Buenas topáceos y topáceas:

 

Hoy vengo con una entrada para los más atrevidos, los que prefieren los métodos alternativos y quieren cuidar su cuerpo de manera natural.

El método No-poo, lleva muchos años entre nosotros pero hoy en día esta cogiendo más fuerza que nunca.

Es la manera de lavar el pelo sin utilizar champú ni acondicionador que contienen productos químicos y agresivos para nuestro cuero cabelludo. El método habitual se encarga de eliminar la suciedad de nuestro cabello pero también arrastra los aceites naturales que nuestro cuerpo segrega y que son tan necesarios para hidratar nuestro pelo.

Los champús comerciales contienen sulfatos, lo que nos seca el cabello y nos obliga a utilizar acondicionadores o mascarillas que lo hidraten, aunque son igualmente dañinos. Así que con el método habitual se convierte en un círculo vicioso, ya que el champú nos elimina la grasa natural del cuero cabelludo, con lo que este se vuelve loco y segrega el doble de cantidad de grasa provocando que nuestro pelo parezca sucio.

 

¿En que consiste el método No-poo?

Consiste en abandonar los champús y acondicionadores típicos y usar única y exclusivamente bicarbonato y vinagre.

El bicarbonato sería nuestro nuevo champú, que aplicaremos mezclado con una taza de agua caliente.

Para hacer la mezcla, tenemos que tener en cuenta si nuestro cabello es mas graso o mas seco. Cuanto más seco esté el pelo, menos cantidad de bicarbonato. La medida estándar está entre dos cucharitas de postre o una cucharada sopera.

El vinagre será nuestro nuevo acondicionador, al igual que el bicarbonato, hay que mezclarlo con una taza de agua, en este caso si es fría mejor, el efecto suavizante del vinagre será mas potente.

Al contrario que con nuestro nuevo champú, cuanto más seco tengamos el pelo, más cantidad de vinagre.

Bien, con las mezclas hechas, nos metemos en la ducha y empezamos con el proceso. Nos aplicamos la mezcla del bicarbonato desde el cuero cabelludo hasta las puntas del pelo, masajeando y esparciéndolo bien por toda la cabeza. Aclaramos con agua y pasamos al vinagre.

La forma de aplicar la mezcla del vinagre, es la misma que utilizamos con los acondicionadores comerciales. Dejamos que actúe unos minutos y aclaramos bien con agua.

 

Este método consigue que podamos lavarnos el cabello de una manera mas espaciada en el tiempo, evita el encrespado y hace que nuestro pelo brille, o eso dicen. Si aún así nuestro pelo seco se resiste, siempre tenemos la opción de una vez a la semana aplicarnos la mascarilla de aceite de coco que ya os comentamos en un post anterior. De esta manera todo será natural y muy sano para nuestra cabezota.

 

Este método no es instantáneo, cada cabello tiene un periodo de adaptación y de reajuste, ya que nuestro cuero cabelludo tendrá que expulsar los productos químicos que ha absorbido y equilibrar los aceites naturales que segregamos. Con lo que podemos tardar de una semana a un mes en encontrarnos con nuestro pelo deseado, solo hay que echarle paciencia.

 

No se vosotros, pero yo creo que voy a intentarlo, porque estoy un poco cansada de que las marcas me engañen, me decepcionen y me estafen. Es un método ecológico, económico y si funciona… ¡Perfecto!

¿Alguien se apunta a nuestro reto No-poo? Yo os iré contando los avances peludos que tenga.

 

Abrazos y besitos topáceos.

OJOS CUIDADOS, ¡FUNCIONEN O NO!

Foto de una señora poniéndose un algodón en un ojo y una rodaja de pepino en el otro

La verdad es que los ojos hay que cuidárselos mucho, vean o no vean resulta que son propensos a irritaciones, infecciones, inflamación y demás por diversas causas: contaminación, alergias cloro, etc Así que vengo con varios consejillos muy útiles.

Voy a empezar por mí favorito, el más útil para mi gusto, y de mi propia cosecha.

 

1 – Infusión mágica.

Localiza el herbolario más cercano y pide que te pongan una bolsita de:

  • Eufrasia (40%)
  • Rabo de gato (40%)
  • Manzanilla (20%)
  • En casa mézclalo bien y guárdalo en un bote de cristal. Etiquétalo como “OJOS” y dale un lugar preferente en tu cocina, se lo va a ganar, ¡creeme!
  • Haz infusión con la mezcla. Pon un cazo con un par de vasos de agua a hervir, (el agua preferentemente mineral), cuando el agua entre en ebullición vierte dos cucharadas de la mezcla mágica, y cuando lleve un minuto apaga el fuego y tapa el cazo con un platito. Luego espera a que se enfríe y se asiente la infusión. Cuélala con un colador de tela y cuando se enfríe del todo mantenlo en la nevera. A los 3 días tira lo que te pueda haber sobrado y vuelve a empezar para tener siempre a mano este remedio.
  • Se puede aplicar en los ojos de diferentes maneras. Con discos de algodón mojados en la “pócima”. También puedes hacerte con un pequeño difusor y llevarlo a todas partes contigo para poder ponerte en cualquier momento como si fuera colirio. Esto último lo pensé hace poco y os aseguro que es genial.
  • Ahora os cuento que esta mezcla ayuda con todo, con infecciones, inflamaciones, rojez, irritación, en definitiva, para todo lo que le pueda pasar a los ojillos.

 

2 – El pepino

La verdad es que cualquier día me pongo a hacer una entrada dedicada al pepino, porque se pueden hacer también un montón de cosas. Esta vez solo pensaremos en el órgano que nos ocupa. Puedes aplicar rodajas frescas encima de los ojos, ayuda a los ojos cansados y alivia muchísimo. Otra forma de aplicarlo es hacer un licuado (tritura un pepino y añade medio vaso de agua) y aplicarlo encima de los párpados con discos de algodón.

 

3 – Ensaladita para los ojos.

Tritura con un vaso de agua, una zanahoria, un apio y un poco de perejil. Ayuda a los ojos cansados, bolsas y dicen que hasta es bueno para ¡el nervio óptico!

 

Espero, como siempre, que este artículo os ayude a aprender algo nuevo y a sentiros mejor. La verdad es que a los que los ojos no nos sirven para mucho nos preguntamos que con qué fin darán tanto trabajo, pero la verdad, topitos, es que unos ojos cuidados, frescos y con aspecto saludable cambian toda la expresión de la cara. Supongo que de ahí lo de que los ojos son el espejo del alma, ¿no?

Hasta la próxima, mientras tanto, ¡besos y abracitos!

COCOTÍZATE

Foto de Coco, el de Barrio Sésamo, con un coco abierto en la mano

Buenas topáceos y topáceas:

Hoy vengo con uno de los mejores multiusos naturales para nuestro cuidado corporal, facial y todo lo que se os ocurra… ¡El aceite de coco! Perdóname Lady Blue, tú me regalas una entrada de mi amado limón y yo te lo devuelvo con tu odiado Sr. Coco, llámame mala amiga, pero es uno de los mejores productos de belleza que conozco, así que allá vamos.

Descubrí este maravilloso oro líquido hace un par de años gracias a una amiga muy cuqui y desde entonces, no he podido prescindir de él. Tiene tantos usos que mejor voy a numerarlos y explicarlos, aunque para que no sea un listado eterno, voy a seleccionar los más útiles.

 

Tratamientos para el pelo:

– Si tienes el pelo teñido, ponte un poco de aceite de coco antes de lavarte el pelo y el color del tinte te durará más tiempo.

– Hidratación capilar, te lo aplicas cuidadosamente por todo el pelo, te lo peinas, te enrollas el pelo en una toalla y te vas a dormir. Al día siguiente te lavas la cabeza y verás como tu pelo está suave y brillante.

– Para pelos rizados, define y da movimiento a los rizos, solo tienes que ponerte unas gotitas en las manos, frotarlas y peinar con los dedos.

 

Tratamientos corporales:

– Sustituto de la crema corporal.

– Exfoliante natural. Mezclamos la misma cantidad de aceite que de azúcar y nos frotamos el cuerpo antes de meternos en la ducha. ¡Adiós células muertas!

– Hidratación de pies. Para esos pies con durezas, nos damos un masaje con este aceite, nos ponemos los calcetines y a dormir. Al día siguiente notarás el efecto inmediato… ¡Pies de princesa!

– Alivia las erupciones e irritaciones de la piel, tanto para adultos como para bebés.

 

Tratamientos faciales:

– Mascarilla nocturna hidratante. Te la aplicas una vez por semana y se eliminan los síntomas de fatiga y la cara recupera luminosidad.

– Crema antiarrugas. Para eliminar pequeñas arruguitas además de protegernos de los daños del sol.

– Exfoliante facial. Una cucharada de aceite mezclada con media de bicarbonato y a frotar.

– Protector labial, tanto para el frío como para el sol.

 

Me he dejado un sinfín de usos, pero no quiero ser pesada, si queréis saber más, solo tenéis que escribirnos y os cocotizaremos al máximo. Si me permitís un consejo, reservar un día a la semana para cuidaros, mimaros y prepararos para seguir brillando como topitos felices.

 

Besitos y abrazos topáceos.

¡Hasta la próxima!

PEELING CASERO DE YOGUR

Hoy os traigo un peeling corporal sencillo, económico y muuuy útil. Además les daréis salida a esos posibles yogures caducados que se cuelan en todas las neveras de vez en cuando.

Con el peeling hidrataremos y eliminaremos células muertas: ¡dos en uno!
Cogéis un yogur, no importa ni la marca, ni el sabor, ni su fecha de caducidad. Lo metéis en un bote o bol, lo que tengáis a mano y sea cómodo para remover. después añadís aceite de oliva, con la medida del envase del yogur, un cuarto de este. Mezcláis bien removiendo con un tenedor. ahora, con el mismo envase del yogur vamos a añadir azúcar, y no, ¡os prometo que no estamos haciendo un bizcocho! bueno, pues eso, medio envase del yogur llenito de azúcar. ahora removéis con el tenedor. La consistencia que tiene que quedar es espesa y granulada. No lo pasamos por batidoras ni similares porque entonces el azúcar pierde su consistencia, que es la que nos viene muy bien para eliminar las células muertas. ¡Ahora vamos con la aplicación!

Llevaos con vosotros, si, si, los hombres también podéis hidrataos y exfoliaros, ¡que no es malo!, pues eso, con vosotros o vosotras el cacharro donde hayáis creado vuestro peeling de yogur al cuarto de baño. cuando ya estéis dentro de la bañera, os recogéis bien el pelo si lo tenéis largo y empezáis a aplicaros la mezcla por todo el cuerpo. Las zonas mas delicadas y suaves como pechos, barriga y cara hacedlo suavemente y en círculos. Por glúteos y piernas podéis ejercer más presión. Recordad también que la zona del cuello hay que masajearlo siempre de abajo hacia arriba.

Una vez embadurnado todo el cuerpo ya podéis lavaros el pelo y retirar el peeling. Una recomendación, podéis aplicaros el jabón con guante de crin o similar, ayuda mucho a activar la circulación de la sangre, y por lo tanto para evitar celulitis en zonas localizadas.
¡Probadlo y nos contáis que resultado os ha dado!

Un pequeño detalle. Estos ingredientes tan básicos no suelen generar alergia ni ningún tipo de irritación o similar, pero si creéis ser sensibles a cualquiera de estos productos, no lo hagáis.

Os animamos a que nos preguntéis y sugiráis lo que os parezca oportuno.
Quien no se exfolia, como veis, ¡es porque no quiere!

Y ahora, me voy corriendo que tengo unos yogures de fresa caducados ¡y es mi olor favorito!
Un topo exfoliado es un topo feliz…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies