Warning: A non-numeric value encountered in /home/talentea/public_html/dostoposalunares.es/wp-content/themes/Divi/functions.php on line 5841

OVERSIZE, MI GRAN AMOR

Buenas topáceos y topáceas:

 

¿Qué tal? ¿Cómo estáis? Bueno, como ya pudisteis intuir en mi anterior post, tengo una gran predilección por los jerséis Oversize, los amo con la fuerza de los mares y os los recomiendo con el ímpetu del viento. Por eso vengo a enseñaos la infinidad de posibilidades y de diferentes looks que podéis lograr combinando este tipo de jersey con diferentes prendas y complementos.

Jersey de punto Oversize, color azul colgado en una percha

Empezamos por una opción muy sexy mamita, conjuntándolo con una mini falda, botines, sneakers, zapatos o botas, conseguirás un toque súper femenino.

 

Señorita luciendo un jersey oversize combinado con minifalda

Otra opción es combinar el suéter con pantalones, equilibrando tu silueta. Porque seamos prácticas, otra cosa no pero los Oversize disimulan muchas mollejas sobrantes.

Si los combinamos con leggins o jeans y unos zapatos, botas o botines de tacón  alto, conseguiremos un efecto visual de piernas largas y estilizadas. Por otro lado, si en vez de tacones, nos ponemos un calzado más deportivo, tendremos un estilo muy chic casual.

Otra posibilidad,  aunque personalmente no me gusta mucho, es ponértelos con maxi faldas o vestidos largos, creando un look muy bohemio. Namaste hermanas.

Señorita posando con jersey oversize y falda larga hasta los tobillos

Otra chica posando con jersey oversize y falda larga con colores oscuros

También y sobre todo, puedes lucir tus jerséis con shorts, es la fórmula que más posibilidades presenta. Looks casuales, elegantes, juveniles, modernos, prácticos y muy femeninos. Pega con cualquier tipo de calzado y dependiendo de los complementos que añadas, conseguirás un estilo u otro.

Por último, pero no menos bonito, podemos transformar nuestros jerséis oversize en vestiditos cortos, eso sí, cuidadito con la largura, no sea que nos quedemos cortas. Se le puede añadir un cinturón para marcar más la figura y combinarlo con unos pantis negros y unos preciosos stilettos.

 

Muchas mujeres opinan que este tipo de jerséis son como sacos deformados, pero como podéis ver tienen infinidad de posibilidades y nos permite, sin tener un fondo de armario enorme, conseguir diferentes looks para las ocasiones que vayan surgiendo. Además, esta temporada son tendencia, no lo olvidéis.

Jersey oversize color naranja lucido por una chica

Un besitopaceo enorme, nos leeremos pronto, os adoro.

¿Eres una It girl?

Buenas topáceos y topáceas:

 

Años luz hace que no nos leemos, pero he de decir en nuestra defensa que hemos tenido problemas técnicos y asuntillos personales. Ya sabéis que cambié de madriguera y me he liado a decorar cual loca del coño, pero bueno, eso será cosa de hacer un post decorativo.

Vamos al tema que nos ocupa, que no es moco de pavo… ¡Tendencias otoño-invierno! ¿Qué os parece? Si queréis ser las topáceas más trending del lugar, tomad nota de las tendencias que vamos a dar como referencia para esta temporada.

– Vuelven los tacones infinitos en todas sus formas, botas, botines, zapatos o Stilettos. ¿Preparadas para pisar fuerte desde las alturas?

– Las chaquetas Bomber hacen su aparición estelar en esta temporada, dejándonos un saborcillo noventero. Tanto para chico como para chica, es una prenda que si te compras en un color neutro, puedes combinarla con todo.

– Las Transparencias para todas a las que os guste enseñar cacha. A mí personalmente no me van mucho, pero para gustos, colores.

– Vestidos y falditas muy pero que muy minis, combinadas con jerséis oversize, a los que por cierto adoro con la fuerza de los mares, creo que no hay nada más favorecedor. Preparar vuestras piernas serranas, que este invierno vais a lucirlas.

– Los colores tierra vuelven a ser tendencia, marrones, negros y beiges se hacen un hueco en nuestro armario.

– Manga ancha y larga. ¿Os gusta?

– El terciopelo, amado por unos, odiado por mí. Lo vamos a ver y tocar en zapatos, chaquetas y pantalones, así que si os da dentera como a mí, la lleváis clara .

– Pantalones a rallas, de talle bajo y cinturilla. Al puro estilo pirata.

– Abrigos marineros, color azul marino, con doble botonadura dorada. También podemos encontrarlos con rayas. Podemos elegir entre distintos cortes y longitudes e incluso es combinable con vestido largo.

– Blusas victorianas. Volantes, encajes, bordados y lazos son admitidos en la clásica camisa blanca. ¿Alguna se atreve?

 

Desde luego esta temporada viene de todo menos aburrida. Creada para gente con personalidad e innovadora. Ya nos contareis si os atrevéis a pasearos por la calle con algunos de estos outfit tan transgresores.

 

¡Un besi-topáceo gigante!

EL SUJETADOR, NUESTRO FIEL AMIGO

Buenas mis queridos topáceos:

 

Hoy vengo con un tema, básicamente femenino, pero oye, si algún hombre quiere regalar algo de lencería a su pareja… ¡Tomad nota!

El sujetador, nuestro fiel amigo, el que nos acompaña en todos los momentos de nuestra vida, desde la adolescencia. Por eso es tan importante saber cuál es el modelo adecuado para nuestro pecho y para cada momento del día. Así, podremos prevenir problemas de espalda, posturales o incluso afecciones mamarias.

Sujetador

Lo primero es saber que talla es la nuestra. Ya sabéis que cada mujer tiene dos tallas a la hora de elegir el sujetador. La primera corresponde al contorno de la espalda y se marca con un número, de normal del 75 al 110. En segundo lugar tenemos la copa, que corresponde a la talla de la mama propiamente dicha. Se marca con letras A, B, C, D o E.

Para averiguar que talla es la nuestra hay un truco muy sencillo.

Tomamos una cinta métrica y nos medimos el contorno de la espalda, pasando la cinta por debajo del pecho y después por encima, a la altura del pezón, siempre sin apretar.

TALLA SUJETADOR

Imaginemos que la primera medida es 95, esa será nuestra talla de sujetador y para saber la copa, hay que restar la segunda medida a esta primera. Por ejemplo, 95-75=20.

La copa A corresponde a una diferencia de 10cm. Con una diferencia de 15cm corresponde la copa B, de 17,5 la copa C, de 20cm la copa D y de 22,5cm la copa E.

Una vez ya sabemos nuestras tallas no tenemos que olvidar probarnos siempre la prenda antes de comprar, porque no todas las marcas siguen el mismo patrón.

 

Como ya he dicho, esta pieza nos acompaña durante todo el día, así que hay que saber elegir el sujetador adecuado para cada actividad.

SUJETADORES

 

De normal, el más cómodo para una jornada convencional es el denominado Foam, no aumenta ni disminuye el pecho pero si le da forma, no lleva relleno, tan solo una capita de espuma para que no se nos marque el pezón.

 

Para los momentos deportivos no nos sirve cualquier sujetador. Existen los Tops deportivos, sin aros, transpirables, sin costuras y de material elástico para que se nos acople y nos sujete como es debido para ir cómodas. Porque todas sabemos que salir a correr puede ser muy, muy incomodo si no llevamos los pechos recogidos.

 

En cambio, si tenemos una situación más especial y tenemos que ponernos elegantonas, podemos utilizar los sujetadores multi posición, que se abrochan por delante y podemos jugar con la posición de los tirantes o incluso quitárselos.

 

Para dormir es recomendable quitarse el sujetador y que los pechos queden libres, a no ser que tengas un busto muy grande y para prevenir la caída de este utilices sujetador, pero para eso ya han inventado el sujetador de noche, llamado “Nightbra”.

 

Para reducir el pecho, existen sujetadores reductores que te harán disminuir hasta una talla en la copa, distribuyendo el pecho sin oprimirlo.

Si por el contrario quieres aumentar hasta dos tallas, existen en el mercado los famosísimos “Push up”, que los encontraremos de dos estilos: los que utilizan un relleno de espuma, colocada en la parte baja del pecho y los rellenos de gel, que siempre dan un aspecto más natural.

 

Otro consejo es siempre, siempre usar sujetador con aros, recogen mejor, favorece el escote y el perfil. Los que usan aro de media luna favorecen el realce del busto, mientras que los aros completos sirven para recoger, con lo que están indicados para mujeres, sobretodo, que tienen mucho pecho.

En los únicos casos donde el aro está contraindicado es a la hora de hacer deporte, para personas en la última etapa de gestación, madres que estén amamantando a su bebe o si has sufrido una intervención mamaria recientemente.

 

Si detectas alguno de los siguientes síntomas es que tu sujetador no es el adecuado:

– Parte del pecho se escapa de la copa, creando el efecto “doble teta”.

– Los aros se te clavan.

– El contorno está demasiado suelto, así que la tira trasera se te sube demasiado.

– Los aros quedan separados de tu cuerpo.

– Los tirantes se te clavan en los hombros.

– Los tirantes se te resbalan.

– Los pechos se quedan caídos porque no tienen suficiente sujeción.

 

Para saber que el sujetador está cumpliendo su función tenemos que fijarnos en:

– El contorno está nivelado y ajustado a nuestro cuerpo.

– Los pechos están rodeados y recogidos por los aros.

– El pecho no se escapa de la copa.

– Los aros quedan planos sobre nuestro tórax.

 

Y después de esta clase magistral sobre pechos y sujetadores me despido, espero que os sirva de gran ayuda, porque llevar un sujetador inadecuado puede convertir nuestro día en un infierno, chicas. Así que un pecho cuidado es un pecho feliz.

¡Hasta la próxima topitos!

MODA PARA PREMAMIS TOPITAS

Lo siento por mis topos y topáceos pero esta entrada está muy definida y va directa al corazón de las topitas premamás, porque por supuesto que se puede seguir yendo a la moda, cómodas y glamourosas aunque vaya creciendo la pancita… ¡vamos a ello!

 

Los primeros meses una puede ir acoplando su ropa de siempre, pero llega un momento que ya no vale con desabrochar el pantalón, y es ahí cuando una empieza a mirar más con qué narices puede ir cómoda.

 

Los vaqueros con cintura ajustable es algo que nunca pasará de moda y con lo que la barriga no irá presionada, además de poder combinarlo arriba y en calzado para hacerlo más de nuestro estilo propio con cualquier cosa. Para pantalones se puede elegir entre cintura ajustable, cintura alta o cintura con la tela elástica que sujeta todo el vientre, para mi gusto este último modelo es el más cómodo, pero para gustos, pantalones, jeje.

 

Cuidado con lo que elegimos para los pies, a muchas futuras mamis se les hinchan desde el principio de la gestación, pero sin duda hacia el final, y más si se pilla el calor del veranito, es recomendable escoger una talla más para ir cómoda. Sean manoletinas bien planas o con algo de cuña, eso va a gusto y con lo que cada una se note más agusto en el caminar.

 

Una de las tendencias que viene pegando fuerte esta próxima temporada son sin duda las blusas, camisetas y vestidos con los hombros al descubierto. Una prenda premamá que realza el escote y nos permite realizar las tareas diarias sin ninguna dificultad gracias a su holgura.

Vestido estampado premamá con los hombros al descubierto

 

Con su corte y estampado floral le dará un look bolo-chic a tu outfit si lo combinas con unos jeans y unas botas camperas.

 

BABY-DOLL DRESS

O lo que es lo mismo, el vestido de “colegiala” que todas hemos tenido cuando éramos niñas y que esta temporada no sólo llenarán escaparates y armarios si no que nos harán lucir un embarazo de lo más cómodo y resultón. El corte de este vestido premamá es ideal para todo tipo de silueta. Siéntete libre y guapa durante esta primavera.

Vestido Baby dolo dress azul oscuro con cuello blanco

 

Y como ni hecho aposta, ¡pongamos lunares a las topas premamás!

Si chicas, se llevan los lunares, que parece ser que favorecen mucho al tipazo que se pone estando embarazada, así que vestidos, sueters largos y camisetas con este tipo de estampados podemos comprarlos tranquilamente.

 

Y sobre colores… Si hay que elegir uno parece ser que el que está de moda es el marsala, y si, amigas, yo me he quedado igual que algunas de vosotras… con cara de interrogante. El marsala es un color terroso, entre el rojo y el burdeos, combinable con negros, azules y blanco. Parece ser que en los escaparates se ven muchos vestidos y partes de arriba con esta tonalidad. Ahí queda eso.

Vestido premamá color marsala

 

Por supuesto, y acompañando al marsala, recomendamos colores vivos y atrevidos, chicas, embarazadas se nos ve más, no lo podemos evitar, así que, ¡que se nos vea bien!

 

Para la ropa interior también hay que vérselas y deseárselas, porque una quiere ir cómoda pero no parecer 40 años más vieja cuando se desnuda, ¡premamás del mundo! ¿verdad que seguimos queriendo estar sexis a la vez que cómodas? Buscad prendas de algodón, amoldables y grandes, si, pero con estampados y colores y texturas que nos haga seguir sintiendo deseables.

 

¿Dónde encontrar todo este tipo de ropa?

Pues bien, online hay trillones de sitios, hasta Amazon guarda un rinconcito para las futuras madres, pero está claro que preferimos ver, toquetear y palpar bien lo que nos vamos a comprar. Si el dinero no es problema, acudid al consabido El Corte Inglés o a tiendas de puericultura del estilo de Prenatal y demás. Para bolsillos algo más estrechos acercaos a Kiabi, H&M, C&A., o Primark. Como veis para todos los gustos y todas las carteras.

 

Espero, como siempre, que este post os sirva de orientación y ayuda, y si queréis ampliar o resolver dudas, ya sabéis, por los métodos habituales.

¡Besitos y abrazos glamourosos!

CONTRA EL FRÍO, ¡UN BUEN ABRIGO!

Aquí vengo, topitos, porque parece que no llego tarde si me pongo hoy a hablaros de abrigos y chaquetas, ¿verdad? Aún quedan semanas de fresquito y chicos/as, ¡Un topo abrigado es un topo feliz! Así que atentos y atentas, que vengo con las tendencias de este invierno.

 

La verdad es que este año no hay nada estrambótico ni chocante, y menos mal, porque os confieso que en tema de chaquetas soy bastante sencilla en gustos. Lo que me va es que sea calentito, cómodo y me siente bien. Y lo que encontraremos en los escaparates son largos de todos los estilos, desde los llamados tres cuartos hasta los larguísimos hasta los pies, por eso es perfecto, porque sea cual sea nuestro estilo, en una tienda u otra lo encontraremos, porque, ¿no os da mucha rabia cuando algo está súper de moda y a ti no te apetece ese estilo pero no encuentras nada más? Afortunadamente este año, como os digo, no es así.

 

En colores se lleva lo bicromático, es decir, en dos colores, así pues podemos encontrar mangas, o mangas y cuello en negro y el resto del cuerpo en camel, beige o kaki, y por supuesto el gris. ¡genial todos ellos porque nos pega con cualquier cosa debajo!

Conjunto bicromático pantalón negro y chaqueta beige con las mangas negras

 

En tejidos parece que les ha dado por el terciopelo, sobre todo con modelos doble faz, es decir, con dos tejidos en la misma prenda. Estas suelen tener solapas y aprovechan para poner éstas en terciopelo junto con el cuello.

 

¡Y no me olvido de los topos masculinos!

 

Sobre todo, y me encanta porque no pasa de moda y pega con todo, el abrigo negro, y como con las mujeres, encontraréis de todos los tipos de largos, así que solo tenéis que elegir aquél con el que os sintáis más cómodos.

 

Os recomiendo, que además del abrigo, tengáis a mano una chaqueta tipo cuero, en camel pega bien con todo y así podéis escapar de la sobriedad del abrigo en ocasiones más informales.

 

Chaqueta de cuero color camel conjuntado con un vaquero gris

 

Respecto a colores, además del negro y el camel, está de moda el gris jaspeado, que como ya sabéis, podéis combinarlo como gustéis.

 

Como siempre, espero que esta aportación os sirva de orientación y ya sabéis que si tenéis dudas o queréis ampliar algo solo tenéis que decirlo por los medios habituales.

 

Y con este frío, solo me queda deciros que os abriguéis bien y ¡besos y abrazos calentitos!

COLORÍN COLORADO

Buenas topáceos y topáceas:

 

Bienvenidos a la primera entrada de moda y estilo, ya era hora, lo sé.

 

¡Let’s go! ¿Sabéis cuales son los colores para esta primavera-verano? Yo os lo cuento y además de ropa, hablaremos de colores para el pelo.

 

Los colores de moda para las siguientes temporadas son, básicamente, el rosa cuarzo y el azul serenidad, vamos, lo que de toda la vida ha sido conocido como rosa pastel y azul celeste, para que nos entendamos. Estos dos colores llegan tranquilos y pausados, después de la bomba de colores potentes que tuvimos en temporadas anteriores.

2 Vestidos, uno rosa cuarzo y otro azul serenidad; y al lado 4 trozos de tela color rosa, morado, amarillo y naranja

 

Son fáciles de combinar, aunque sin duda, queridos topitos, si no queremos fallar a la hora de conjuntar nuestra ropa, una apuesta segura es el blanco, el gris, verde, morado, amarillo o lila, es difícil meter la pata, como veis. Cualquier color de estos queda de lujo con el rosita cuarzo o el serenity.

 

¿Sois más de rosa o de azul? Ya nos contareis.

Modelos posando con colores azules

Modelos desfilando con colores rosas

 

Por otro lado, la variedad de colores en una misma cabeza es tendencia, yo estoy esperando que mi pelo crezca un poquito más para hacerme un degradado de color precioso.

¿Qué es un degradado de color? Es sencillo, las raíces de tu pelo parten de un color y poco a poco va cambiando de tonalidad hasta llegar a las puntas, eso sí, dentro de la misma gama. Como las mechas californianas pero a lo grande. También podéis teñiros solo las puntas, o el flequillo, o si eres un topo atrevido hacer creaciones explosivas de varios colores.

Melena naranja acabada en puntas amarilladas

Melena degradado de azul turquesa a amarillo pasando por verde azulado y amarilleado

Melena multicolor en franjas verticales

 

Y colorín, colorado las melenas sosas y aburridas se acabaron!

¿Os atrevéis?

 

Besitos y abrazos topáceos. ¡Os adoro!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies