Warning: A non-numeric value encountered in /home/talentea/public_html/dostoposalunares.es/wp-content/themes/Divi/functions.php on line 5841

Buenas topáceos y topáceas:

 

Hoy vengo con una entrada para los más atrevidos, los que prefieren los métodos alternativos y quieren cuidar su cuerpo de manera natural.

El método No-poo, lleva muchos años entre nosotros pero hoy en día esta cogiendo más fuerza que nunca.

Es la manera de lavar el pelo sin utilizar champú ni acondicionador que contienen productos químicos y agresivos para nuestro cuero cabelludo. El método habitual se encarga de eliminar la suciedad de nuestro cabello pero también arrastra los aceites naturales que nuestro cuerpo segrega y que son tan necesarios para hidratar nuestro pelo.

Los champús comerciales contienen sulfatos, lo que nos seca el cabello y nos obliga a utilizar acondicionadores o mascarillas que lo hidraten, aunque son igualmente dañinos. Así que con el método habitual se convierte en un círculo vicioso, ya que el champú nos elimina la grasa natural del cuero cabelludo, con lo que este se vuelve loco y segrega el doble de cantidad de grasa provocando que nuestro pelo parezca sucio.

 

¿En que consiste el método No-poo?

Consiste en abandonar los champús y acondicionadores típicos y usar única y exclusivamente bicarbonato y vinagre.

El bicarbonato sería nuestro nuevo champú, que aplicaremos mezclado con una taza de agua caliente.

Para hacer la mezcla, tenemos que tener en cuenta si nuestro cabello es mas graso o mas seco. Cuanto más seco esté el pelo, menos cantidad de bicarbonato. La medida estándar está entre dos cucharitas de postre o una cucharada sopera.

El vinagre será nuestro nuevo acondicionador, al igual que el bicarbonato, hay que mezclarlo con una taza de agua, en este caso si es fría mejor, el efecto suavizante del vinagre será mas potente.

Al contrario que con nuestro nuevo champú, cuanto más seco tengamos el pelo, más cantidad de vinagre.

Bien, con las mezclas hechas, nos metemos en la ducha y empezamos con el proceso. Nos aplicamos la mezcla del bicarbonato desde el cuero cabelludo hasta las puntas del pelo, masajeando y esparciéndolo bien por toda la cabeza. Aclaramos con agua y pasamos al vinagre.

La forma de aplicar la mezcla del vinagre, es la misma que utilizamos con los acondicionadores comerciales. Dejamos que actúe unos minutos y aclaramos bien con agua.

 

Este método consigue que podamos lavarnos el cabello de una manera mas espaciada en el tiempo, evita el encrespado y hace que nuestro pelo brille, o eso dicen. Si aún así nuestro pelo seco se resiste, siempre tenemos la opción de una vez a la semana aplicarnos la mascarilla de aceite de coco que ya os comentamos en un post anterior. De esta manera todo será natural y muy sano para nuestra cabezota.

 

Este método no es instantáneo, cada cabello tiene un periodo de adaptación y de reajuste, ya que nuestro cuero cabelludo tendrá que expulsar los productos químicos que ha absorbido y equilibrar los aceites naturales que segregamos. Con lo que podemos tardar de una semana a un mes en encontrarnos con nuestro pelo deseado, solo hay que echarle paciencia.

 

No se vosotros, pero yo creo que voy a intentarlo, porque estoy un poco cansada de que las marcas me engañen, me decepcionen y me estafen. Es un método ecológico, económico y si funciona… ¡Perfecto!

¿Alguien se apunta a nuestro reto No-poo? Yo os iré contando los avances peludos que tenga.

 

Abrazos y besitos topáceos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies